Laberinto casero

Os voy a mostrar cómo construir un sencillo laberinto de cartón para desafiar las habilidades motoras finas de los más pequeños. El reto consiste en hacer circular una bola desde un extremo del laberinto hasta el extremo opuesto, inclinando la caja para ir controlando su trayectoria.

Necesitas:

– Tapa de una caja de cartón (en este caso de zapatos)

– Cartulinas de colores

– Cola

– Tijeras

– Una canica

Proceso de construcción del laberinto

  1. Con las tijeras se recortan las cartulinas en rectángulos de mayor o menor tamaño como se indica en la siguiente imagen.IMG_1907_tratada
  2. Estos rectángulos, debidamente doblados, serán las paredes del laberinto. Se doblan de manera que la pared tenga una base, que será la que se pegue al suelo de la caja, tal y como se muestra en la siguiente imagenIMG_1908_tratada
  3. Se busca la localización deseada de estas paredes para dar mayor o menor complejidad al laberinto. Con la cola se pegan las paredes en la ubicación escogida.
  4. Se busca la localización deseada de estas paredes para dar mayor o menor complejidad al laberinto. Con la cola se pegan las paredes en la ubicación escogida.  Finalmente, se marca el inicio y el fin del laberinto y se coloca la canica en el inicio. Aquí tenemos el resultado:

IMG_1914_tratada

¡Ahora ya solo queda inclinar la caja para que la canica comience a rodar!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *