La gallinita ciega

La gallinita ciega es un juego sencillo y muy divertido. Aunque es muy utilizado en fiestas de cumpleaños, se puede jugar en cualquier momento. Es recomendable que haya más de tres niños.

El objetivo del juego es ayudar a los niños a orientarse en el espacio, y a comprender la importancia de los sentidos ya que se juega con los ojos vendados.

Necesitas

  • 1 venda o pañuelo

Reglas para jugar al juego de la gallinita ciega

  1. En primer lugar se debe elegir a quien llevará la venda, es decir, el que hará el papel de gallinita ciega y deberá encontrar al resto. Para ello se puede utilizar cualquier fórmula para rifar, como por ejemplo piedra, papel o tijera. Una vez elegido debe ponerse un pañuelo en los ojos, de forma que no pueda ver nada.
  2. El resto de los niños se ponen en círculo alrededor de la gallinita ciega, cogidos de las manos.
  3. La “gallinita” se le colocará en el centro del corro, y el resto de niños le preguntarán:
    “¿Qué se te ha perdido?”
    La “gallinita” contestará:
    “Una aguja y un dedal”
    Los del corro le dirán:
    “Pues da tres vueltas lo encontrarás, una, dos y tres.”
  4. La “gallinita” debe dar tres vueltas sobre sí misma antes de empezar a buscar, para que no sepa dónde está.
  5. La tarea de la “gallinita” consiste en atrapar a alguno de los niños, que pueden moverse pero sin soltarse de las manos. Cuando la “gallinita” tenga a un niño, tiene que adivinar quien es mediante el tacto. Si acierta, se intercambian los papeles.

Como variante, se puede utilizar la música, de manera que cuando la música suene, los niños pueden moverse, y cuando se apaga la música, todos los niños menos la “gallinita” deben quedarse quietos

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *