Carrera de chapas

Se trata de un juego popular en el que se utilizan chapas o tapones de botella como fuente primaria de recursos. A este juego han jugado los niños de muchas generaciones en la calle. Vamos a intentar recuperarlo, pues merece la pena.

Necesitas :

– una chapa o un tapón de una botella por cada jugador

– una tiza para dibujar el recorrido en el suelo

Proceso para jugar una carrera de chapas:

  1. Se dibuja con una tiza un circuito o camino lleno de curvas, rectas, o estrechamientos. También se puede hacer una “carretera” sobre tierra usando las manos o una madera. Se marcan con una línea la salida y la meta.
  2. Cada jugador coloca su chapa en la línea de salida. Por turno, cada participante impulsa con un dedo su chapa, intentando avanzar el máximo recorrido sin salirse del circuito.
  3. Si después de tirar, la chapa queda dentro del circuito marcado, se deja donde está. En caso de que haya salido del circuito, retrocede al lugar desde donde tiró y espera un nuevo turno.
  4. El circuito puede complicarse con pequeños obstáculos que dificulten la carrera
  5. El primer jugador que consiga llegar a la meta será al ganador de la carrera.

Nota:

Este es un juego para practicar en el exterior de una casa, pero los niños y yo hemos hecho alguna carrera en casa, prescindiendo de la tiza y haciendo la “carretera” con hilo gordo en el salón de casa. Para hacer los obstáculos hemos usado regletas de madera. Aquí os dejo una foto

Carrera de chapas

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *