Un soporte resistente hecho con cartulina

Hoy os traemos un nuevo experimento casero muy divertido y sencillo que hicimos en casa hace algunos días. Se trata de comprobar que una simple cartulina puede sostener un peso similar al de un vaso de agua, o de un yogur. Este experimento le enseña a los niños conceptos básicos de construcción.

Necesitas:

– Dos cartulinas finas
– un vaso ancho
– canicas
– dos cajas de zapatos

Proceso:

1. Coloca las dos cajas a 10 cm de distancia.

2. Pon sobre las tapas una de las cartulinas y sobre ésta, en el espacio que queda entre las cajas, el vaso

 

 

dos_cajas_falla3

¿Qué ocurre?

La cartulina se dobla bajo el peso del vaso, porque la cartulina no logra contrarrestar la fuerza de gravedad que atrae el vaso hacia abajo.

3. Coloca la segunda cartulina debajo de la anterior, entre ambas cajas, de modo que forme un arco y que la parte central de las dos cartulinas permanezcan en contacto.

4. Coloca el vaso y pon en su interior algunas canicas

dos_cajas_ok

¿Qué ocurre?

La nueva estructura sostiene el peso del vaso, incluso cargado con el de las canicas, porque la estructura arqueada es muy resistente: presionada por una fuerza procedente de lo alto (en este caso por el peso de vaso) no se dobla, sino que se comprime. Por esta característica, los arcos se emplean para la construcción de puentes, edificios y diques.

 

Este experimento se puede realizar con un yogur, por ejemplo, en lugar de un vaso, y de esta manera evitar posibles accidentes cuando lo realizan niños

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *