Pimienta que huye

Hoy os mostramos un experimento casero muy sencillo que cualquier niño puede hacer en casa.  Este experimento nos permitirá entender mejor cómo funciona la tensión superficial. ¡Conseguiremos mover partículas de pimienta molida que están distribuidas sobre el agua depositada en un plato hacia los extremos con un solo dedo!. ¿Magia?. No, ciencia!!!!

Necesitas:

– un plato hondo con un poco de agua

– pimienta molida

– un poco de jabón liquido

Proceso:

  1. Llena el fondo de un plato hondo con agua
  2. Coge un bote de pimienta y espolvoréala sobre el agua hasta cubrir la superficie. Se puede usar cualquier otra especie, por ejemplo ajo molido
  3. Impregna ligeramente la yema de un dedo con jabón de manos líquido
  4. Toca con la yema del dedo en la superficie del agua y verás cómo la pimienta se aleja rápidamente del lugar donde has tocado el agua.

¿Qué ocurre?

Este fenómeno se debe a la tensión superficial del agua: sus moléculas están unidas entre sí y estos lazos son especialmente fuertes en la capa superficial. La pimienta molida (o cualquier otra sustancia ligera) reposa sobre ella, pero si se toca con jabón -es un elemento tensioactivo—, esa atracción entre las moléculas del agua se rompe. Como consecuencia, la pimienta no tiene dónde sostenerse y parte cae al fondo y parte se mueve hacia los bordes del plato.

A continuación podemos ver una demostración práctica de este experimento casero:

Este experimento le encanta a los niños y se puede preparar en un momento.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *