La lata saltarina

Hoy os traemos un experimento casero muy sencillo. Se trata de un experimento en el que comprobaremos cómo una lata de cualquier refresco se mueve “sola”. No es magia, ¡es ciencia! 😉

Necesitas:

– Un plato
– Un vaso con un poco de agua.
– Una lata vacía.
– Un mechero.

Procedimiento:

  1. Lo primero que tenemos que hacer es quitar la anilla (si la tiene) de la lata vacía. El objetivo es que la lata, cuando se pose por este lado, se asiente totalmente en la superficie en la que se posa.
  2. Se vierte un poco de agua en el plato, y se coloca la lata vacía con la abertura hacia abajo
  3. Se enciende el mechero y se acerca a la lata, y con ello la lata empieza a dar “pequeños saltos”.

Explicación:

Cuando el aire que se encuentra dentro de la lata se calienta, éste se expande, y por lo tanto tiende a ocupar más. Como la lata no le permite expandirse, este aire se intenta escapar por la abertura que tiene la lata abierta, provocando ese movimiento de salto,en el que aprovecha un poco de aire para salir.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *