Hilo pesca hielo

Hoy os traemos un experimento casero muy sencillo. Se trata de un experimento en el que comprobaremos cómo un hilo es capaz de “pescar” un pedazo de hielo que está flotando en el agua. Este experimento seguro que les gusta a los niños. No es magia, ¡es ciencia! 😉

Necesitas:

  • Un vaso con un poco de agua.
  • Un hilo de coser.
  • Un hielo.
  • Una pizca de sal.

Procedimiento:

  1. Se coge el hielo recién sacado del congelador  y se echa en el vaso con agua. Se comprueba cómo el hielo rápidamente sube a la superficie y se queda flotando.
  2. Se coge el hilo por un extremo y se posa el otro extremo del hilo encima del hielo, justo en la superficie que está visible y fuera del agua
  3. Se echa una pizca de sal en el hilo, en la zona en la que está en contacto con el hielo.
  4. Se esperan unos segundos, con 4 ó 5 es suficiente.
  5. Se levanta el hilo y se comprueba cómo el hielo se ha quedado pegado al hilo. Se puede tranquilamente sacar el hielo del agua

Explicación:

Cuando colocaste el pedazo de hielo en el vaso con agua, dos procesos comenzaron a ocurrir: el hielo comenzó a derretirse en el agua y el agua comenzó a congelarse. Debido a que los dos procesos sucedieron al mismo tiempo, podemos decir que el hielo y el agua están en equilibrio dinámico. Aquí, la velocidad de congelación y la de derretimiento es la misma. Cuando el hielo se derrite, las moléculas de hielo comienzan a escapar hacia el agua. Por otro lado, cuando el agua se congela, sus moléculas son capturadas en la superficie del hielo. Cuando esto tiene lugar al mismo tiempo, se puede decir que no se crean cambios en el hielo o en el agua. Este estado de equilibrio se sostendrá mientras que el agua mantenga su temperatura a 0°C (32°F).

Al echar sal sobre el pedazo de hielo, el estado de equilibrio se rompió. Las moléculas de sal se disolvieron y se unieron a las moléculas de agua, lo que cambió la tasa de congelación del agua. En este momento, el índice de derretimiento es mucho más rápido que la congelación, lo que produce que el hielo se derrita. Sin embargo, para poder restaurar el equilibrio, el punto de congelación del agua cae, lo que provoca que el hielo se congele en el agua salada. La sal se comienza a cristalizar y el hielo se vuelve a congelar alrededor de la cuerda. ¡Esto provoca que el cubo de hielo se adhiera a los extremos de la cuerda, lo que permite que puedas levantarlo simplemente tirando de la cuerda!

Como se puede ver, cualquier niño puede hacer este experimento en su casa

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *