Estrella hecha con palillos y un poco de agua

Este fin de semana los niños y yo hemos hecho un experimento casero que les ha gustado mucho. Han podido comprobar que la madera de un palillo absorbe agua, y se han sorprendido al ver que los palillos se movían mientras absorbían el agua. Colocando los palillos de una forma determinada, y echando un poco de agua, ¡hemos conseguido que este movimiento  genere una estrella de cinco puntas !. ¿Magia?, no, ¡ciencia!.

Necesitas:

– 5 palillos de madera
– un poco de agua
Proceso:

  1. se doblan los 5 palillos por la mitad, de manera que cada palillo tenga una forma de “V”. Ojo, que no se deben romper.
  2. se colocan todos los palillos doblados haciendo un círculo, en el que el vértice de cada “V” está en el centro del círculo.
  3. se echa un poco de agua en el centro de este círculo
  4. se esperan unos segundos, y se empiezan a mover los palillos hasta alcanzar la forma de una estrella de cinco puntas.

¿Qué ocurre?

La madera que forma los palillos es muy porosa y está compuesta por pequeños conductos capilares. Al echar el agua en la parte que los palillos están doblados,  el agua entre en el interior de los palillos, sus fibras de madera se hinchan y esto hace que se muevan los palillos. La colocación inicial de estos palillos doblados permite que unos empujen y muevan a los otros adoptando finalmente la forma de estrella.

Os dejamos un enlace con una demostración práctica:

Os animamos a repetir este experimento en vuestras casas, ya que se tarda muy poco tiempo en hacerlo, es muy económico y no conlleva ningún peligro, por lo que lo pueden hacer los niños.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *