El guante que cobra vida

Hoy os traemos un experimento casero muy sencillo especialmente dirigido a niños. Se trata de un experimento de Física en el que comprobaremos cómo un guante se levanta “solo”. No es magia, ¡es ciencia! 😉

Necesitas:

– Un guante de látex.
– Una botella grande de plástico.
– Unas tijeras.
– Un recipiente grande (si es transparente, mejor).
– Agua.

Procedimiento:

Lo primero que tenemos que hacer es cortar la parte superior de la botella, de forma que nos quedemos con una especie de embudo.
Quitamos el tapón y rodeamos con el guante de látex la parte de arriba de nuestro “embudo”, de manera que se quede encajado. Por otro lado, llenamos el recipiente grande de agua.

Para que nuestro guante cobre vida como por arte de magia, lo único que tenemos que hacer es introducir el embudo (con la parte más abierta hacia abajo) en el recipiente y mantenerlo dentro del agua. Si hay suficiente agua, el guante se pondrá completamente derecho, como si hubiera una mano en él.
guante que cobra vida

Explicación:

La explicación de este “mágico” experimento es muy sencilla. Aunque no lo veamos, dentro del “embudo” hay aire, y este aire ocupa un espacio. Cuando lo introducimos en el agua, lo que ocurre es que el líquido ocupa el espacio en el que anteriormente estaba el aire, y éste último se ve empujadohacia el interior del guante, haciendo que se levante “solo”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *